La Puerta del Sol de Madrid y las carreteras nacionales.

La red viaria de España en la época de los Borbones, heredada de los Austrias, era confusa y diversificada, especialmente en ciertos lugares como era el caso del entorno de Madrid que, desde el siglo XVI se encontraba dentro del polígono de mayor densidad caminera de toda España.


La red estaba formada por vías tan mal construidas y en tan mal estado que cualquier tipo de transporte que no fuera a lomos de un caballo hacía imposible su transito. Vadeabas arroyos y rios incluso a veces los viajes se tenían que aplazar varios meses a la espera de la bajada del nivel de las aguas.

Son numerosos los relatos y testimonios sobre esta red de vias, muy inferiores en condiciones en coparación con otros paises europeos. Esta situación duró hasta el siglo XVIII debido al enorme esfuerzo económico que suponía su mejora. Entonces, se establece el sistema radial de Caminos Reales, concebidos por primera vez como carreteras modernas y construidas de manera que nada tuvieran que envidiar a los mejores caminos europeos.


En 1720, (aun no habían Seat 600 ) el Reglamento General de Postas estableció oficialmente la trayectoria de las carreteras de postas( una calle muy cercana a la Plaza Mayor y Puerta del Sol), eligiendo seis itinerarios que, partiendo de Madrid, configuraron el sistema radial que se impuso mas tarde como definitivo. En los años siguientes, se acometió por ejemplo la carretera de Madrid a Coruña. El coronamiento del puerto de Guadarrama, bajo dirección de un ingeniero francés ( Charles Lemaur), se conmemoró con la instalación de un león de piedra sobre un pedestal con una lápida, pasando a ser conocido a partir de entonces como Alto del León ( El puerto de los Leones).


La placa que existe en la Puerta del Sol indica el Kilómetro Cero, lugar de donde parten las seis carreteras radiales, hoy nacionales, se colocó en 1950 en recuerdo de los seis Caminos Reales. Las carreteras nacionales son las de Burgos, Barcelona, Valencia, Andalucía, Extremadura y La Coruña.

Escribir comentario

Comentarios: 0